Centão de Lira hace olas con base en Lula en la Cámara – 02/11/2022 – Poder – Juega al Juego Loco

Integrantes del centro ya señalaron que el presidente electo, Luiz Inácio Lula da Silva (PT), puede contar con una base parlamentaria mucho más sólida si apoya o no obstruye la reelección del presidente de la Cámara, Artur Lira (PP-AL). .

Elegido con la ayuda del gobierno de Jair Bolsonaro (PL) y uno de los principales aliados del actual presidente, Lira fue una de las primeras autoridades en reconocer la victoria de Lula el domingo (30), poco después de que el TSE (Tribunal Supremo Electoral) anunciara que el resultado se define matemáticamente.

Uno de los principales mensajes de Lira fue que “la voluntad de la mayoría expresada en las elecciones nunca debe ser cuestionada”. La otra era que era necesario desarmar los espíritus y llegar a los adversarios para pacificar el país.

Miembros del centrão y otros partidos de centro y de derecha escucharon de Sábana estimó que una alianza beneficiaría tanto a Lula como a Lira, lo que aislaría al poltergeism radical en el Congreso a partir de 2023.

Sin embargo, es pertinente que tal unificación, si ocurre, puede tener que hacerse en un proceso más lento. Esto se debe a que el centrão, aunque haya sido parte de los gobiernos del PT en el pasado, esta vez ha abrazado explícitamente el pugilismo.

Otro punto es que podría haber resistencia de Renan Calheiros (MDB), cercano al oponente de Lula y Lira en Alagoas.

El argumento general de los congresistas es que incluso la unión de la pequeña base de izquierda (alrededor de 120 de los 513 diputados) con partidos de centro ya independientes, como PSD, MDB y União Brasil, dejaría a Lula con menos de la mitad de la Cámara de Representantes. Representantes sin considerar posibles defectos.

Este apoyo incierto no permitiría, por ejemplo, la aprobación de las enmiendas a la constitución, que requiere al menos 308 de los 513 escaños.

En este escenario, los miembros del centro argumentan que es un grave error político que Lula empuje al grupo liderado por Lira al lado del bolsonarismo radical de una vez por todas. En los últimos años, el diputado reunió a su alrededor un fuerte arco de alianzas.

El centro (PL, PP, republicanos y otras pequeñas siglas) tendrá unos 200 parlamentarios en la próxima legislatura, y los podlogaristas radicales de este grupo, especialmente en el PL, no pasarán de los 50. Lula sería muy expresivo.

Finalmente, un acuerdo con Lira facilitaría que centão, que no es bolsonarista de raíz, se sume a la reelección de Rodrigo Pacheco (PSD-MG) en el Senado, lo que es muy apreciado por el PT.

La corriente también dice que una posible alianza entre Lula y Lira podría incluir un nombre más a la izquierda para suceder al parlamentario encargado de la Cámara en febrero de 2025.

“Es más fácil comprometerse con los que ya están en el juego y son capaces de aceptar una agenda propuesta que ir tras una innovación que no tiene alcance para plantarle cara a Lira, poniendo en riesgo la agenda”, dijo el vicerrector. el presidente Danilo Forte (União Brasil-CE), uno de los que habló abiertamente sobre el escenario actual.

“Nuestra posición es de independencia. Las elecciones terminaron, ahora es Brasil. Tenemos pilares, ideales. Cualquier cosa que contradiga la reunión sería inconsistente para que votemos en contra. Por ejemplo vivienda popular, nueva Minha Casa, Minha Vida. , que es todo lo contrario, no hay forma de apoyarlo, como cancelar la modernización de la legislación laboral. Eso, si sucede, no tendrá nuestro apoyo”, dijo Vinicius Carvalho (SP), líder de la bancada republicana.

Lira ha pasado los últimos días hablando con aliados y no ha ocultado desde antes de las elecciones que trabajará por su reelección sin importar quién gane la carrera presidencial.

Las elecciones para el liderazgo de la Cámara y el Senado se llevarán a cabo el día en que la nueva legislatura asuma el cargo, el 1 de febrero.

El presidente de la Cámara llamó a Lula el domingo (30) para felicitarlo por su victoria.

En la conversación, a la que asistieron otros parlamentarios, el PT inició un diálogo amistoso con su rival electoral, incluso preguntó a Lira por la salud de su padre, Benedito de Lira, exsenador y exdiputado federal.

Lira y Lula intercambiaron acusaciones en la campaña electoral principalmente por la alta concentración de poder en manos del diputado, resultante de la distribución de las enmiendas del relator, que debilitan el poder del gobierno federal en la implementación de políticas públicas.

Lula llamó al Presidente de la Casa el Emperador. Regresó y dijo que PT no lo conocía, nunca tuvo el placer o el disgusto de hablar con él.

Los miembros del centro ven los conflictos como un cambio de página.

Los partidarios del PT esperan que el STF (Supremo Tribunal Federal) declare inconstitucionales las enmiendas del relator, que dejan la determinación de la asignación de cerca de R$ 19 mil millones en el presupuesto en manos de los líderes del Congreso.

En el centro, las expectativas son que un acuerdo Lula-Lira implique preservar las enmiendas en un formato diferente y quizás con menos valor.

Una base sólida en la Cámara, además de permitir la aprobación de las reformas propuestas a la Constitución, ayuda al gobierno interino a evitar dolores de cabeza patrocinados por la oposición, como la convocatoria de ministros a comités, CPI (Comisiones Parlamentarias de Investigación) y apertura de requisiciones. de juicio político.

En este último caso, por ejemplo, el puntapié que pone en marcha el proceso es una decisión unilateral del Presidente de la Cámara.

Prácticamente todas las conversaciones siempre recuerdan la derrota sufrida por Dilma Rousseff en 2015 en la cámara cuando vio a su candidato Arlindo Chingalya (PT) derrotado por Eduardo Cunha (MDB). Menos de un año después, el emedebista firmaría el inicio del proceso que conduciría a la destitución del PT.

El bloque que Lira intentará formar para postularse a la reelección podría incluir, además del centro, MDB, União Brasil, PSD y la Federación PSDB-Ciudadanía. En total, Lira tendrá 348 votos si no hay desertores -en 2021 fue elegido con 302-.

Después de la campaña electoral, circularon algunos nombres potenciales que podrían ser apoyados por Lula si decidiera competir contra Lira. La lista incluye al presidente republicano Marcos Pereira (SP), al presidente del MDB Baleia Rossi (SP) y al presidente de União Brasil, Luciano Bivar (PE).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *