¿Cómo volver a hacer deporte después de un largo vuelo?

Un viaje en avión de varias horas es una prueba física para la mayoría de los mortales. Las posiciones forzadas debido al espacio limitado, pasar mucho tiempo en el asiento o simplemente las condiciones de frío debido al aire acondicionado causan problemas como calambres, entumecimiento o tensión en músculos y articulaciones. Al mismo tiempo, hay que sumar el estrés del viaje que algunas personas asumen por la preparación del equipaje o el trámite burocrático de la aduana y el consiguiente cansancio por falta de descanso, por cambio de tarifa horaria o por a la noche Viajes que cambian de ciclo. del sueño

Todo esto limita la reactivación para quienes quieran regresar pronto al gimnasio, correr o cualquier actividad física en el destino. Por lo general, se recomienda esperar al menos 12 horas antes de realizar una actividad vigorosa. En cualquier caso, nadie quiere empezar unas vacaciones o un viaje de negocios con una lesión, por lo que conviene seguir unas pautas para volver a hacer deporte de forma segura y adecuada.

Para volver a las actividades sería bueno escuchar los consejos de María Gil, la fisioterapeuta de la selección femenina de fútbol. En el perfil oficial del equipo, el experto explicó un ejemplo concreto con Xana Gil, una jugadora que viajó 11 horas en avión y sus ganas de entrenar o disputar un partido oficial cuanto antes.

La primera instrucción se refiere al tipo de ejercicio. En este caso, se recomiendan los movimientos excéntricos porque reducen el riesgo de lesiones que se pueden producir en los músculos agarrotados por un vuelo largo. María Gil invita a la futbolista a pedalear la bicicleta estática durante 20 minutos a un ritmo vivo, ya que esto obligará al cuerpo a recordar los ritmos habituales, al mismo tiempo que previene cualquier perturbación física y revela posibles molestias provocadas por las condiciones del viaje. Además, reactivar la circulación tendrá efectos positivos para todo el cuerpo después de tanto tiempo estático.

Tenga en cuenta que este ejemplo se trata de una jugadora de fútbol, ​​para quien es fundamental que se concentre en ciertas áreas que son esenciales para su trabajo. “En nuestro caso, creemos que es importante activar el nivel inferior y oxigenar las piernas”, explica María Gil sus prioridades tras un largo viaje en avión.

Estiramientos y movimientos en vuelo y después

El segundo paso es uno de los que siempre repiten los expertos: movimientos de estiramiento y movilidad. En concreto, estos pasos se pueden realizar durante los viajes en avión, cuando se recomienda girar frecuentemente los tobillos y las muñecas para reactivar la sensibilidad, así como el cuello (con mucha precaución y sin forzar los movimientos ascendentes) y beber un vaso de agua cada hora para evitar la deshidratación.

También es recomendable en vuelos largos levantarse una vez cada hora y moverse durante cinco minutos, abriendo y cerrando los brazos. Esto ayudará a reactivar el cuerpo posteriormente con ejercicios especiales en el gimnasio o antes de la vuelta a la práctica deportiva con posiciones habituales de relajación muscular y movilidad articular.

Gracias a estos sencillos pasos (20 minutos de bicicleta, ejercicios de movilidad y estiramientos), la fisioterapeuta pone a disposición de Xana Gil para entrenar con la selección española sub-20 de fútbol femenino a buen nivel en menos de 48 horas tras un largo vuelo. Es una buena referencia para aficionados de diferentes niveles que quieran recuperarse rápidamente y mantener la actividad física durante el viaje y que obviamente quieran prevenir problemas físicos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.