He estado pensando en mis hermanos asesinados desde la mañana.


Foto wikimediacommons / Autores Eugeniusz Lokajski – Estudio colectivo (1 de agosto de 1957) Levantamiento de Varsovia en ilustraciones, Varsovia: Edición especial del Semanario ilustrado de Varsovia “Stolica”, p. 41http: //www.szczep413.pl/galerie/powstanie/images/ image_086.jpg .phphttp: //zdjecia.polska.pl/katalog/galeria/slide,Sanitariuszki,pid,116775,gid,116746,cid,5483. htm?sh=3, dominio público, https://commons.wikimedia.org/ w/index.php?curid=2998563

He estado pensando en mis hermanos desde la mañana, dice Krystyna Lipińska, quien sobrevivió al estallido del Levantamiento de Varsovia y al genocidio en Wola a la edad de catorce años. El primero de agosto es un día especial para ella. Recuerda a sus hermanos, imagina cómo sería su familia si no hubiera guerra…

Cuatro de sus cinco hermanos, Aleksander, Rajmund, Ludwik y Jerzy Toczewski, murieron en Mokotów. Eran soldados del batallón “Baszta”. Su padre, Bolesław Toczewski, y su cuñado, Karol Brzozowski, probablemente fueron asesinados por las SS rusas, conocidas por su bestialidad, de la brigada de asalto SS-RONA, comandada por Bronisław Kamiński. Un año antes, el hermano mayor, Mieczysław, murió en el este. Todos los hombres de la familia murieron: padre, cinco hijos, cuñado. El comienzo de agosto es un momento difícil.

– A veces pienso en lo grande que sería mi familia hoy si no hubiera guerra – dice Krystyna Lipińska. Sus padres, Aleksandra y Bolesław Toczewscy, vivían en un edificio de apartamentos en Wolska Street 83. Eran artesanos. Su hijo mayor, Mieczysław, murió en el este: escapó del campo de tránsito donde fue encarcelado porque lo atraparon en una persecución callejera. Probablemente sería enviado a trabajos forzados en Alemania.

>>> Hace 78 años, estalló un levantamiento en Varsovia, la mayor operación militar en la Europa ocupada

levantamiento de Varsovia
foto: Wikimedia Commons (desconocido/desconocido – Bogdan Hillebrandt, Juventud de Varsovia en la lucha contra el ocupante nazi, Wiedza Powszechna, Varsovia 1970)

2 de agosto

Los hermanos menores de Krystyn pertenecían a la clandestinidad y antes de la hora “W” se presentaron en el lugar designado por los comandantes. Al despedirse de sus seres queridos, se disculparon con su madre de que iban a pelear. Dijeron que era su deber.

Wolska se quedó en el apartamento de la calle Aleksandra y Bolesław Toczewski y sus dos hijas, Helena y Krystyna. La mayor Helena se encontraba en las últimas semanas de embarazo y estuvo acompañada de su esposo Karol Brzozowski, quien no fue al combate porque quería estar en el nacimiento del niño.

– Prendieron fuego a nuestra casa el 2 de agosto – dice Krystyna Lipińska. – Todos nos sacaron de nuestras casas, separaron a las mujeres y los niños de los hombres. Mi padre y Karol fueron separados de nosotros. Nunca volví a ver a mi padre. Solo logró saludar a su madre.

Zona de Acampada en Pruszków

Las mujeres y los niños fueron llevados de urgencia a la iglesia de St. Wojciech en la calle Wolska. – ¿Qué teníamos para comer? Mamá arrojó algo de comida por la ventana al jardín, incluido un bote de manteca de cerdo. Luego llevamos este ungüento a Pruszków. No recuerdo si alguien nos dio comida, peleamos solos. – Después de una semana de encarcelamiento en la iglesia, nos llevaron rápidamente a Pruszków, a un campamento para habitantes de Varsovia, conocido como Dulag 121. Caminamos toda la noche, admiré a Hela, estaba realmente a punto de dar a luz – dice Lipińska.

Finalmente las mujeres llegaron a Pruszków. Vieron vagones de ganado en las vías rociados con desinfectantes. – Todavía recuerdo este olor – dice Lipińska. Se dieron cuenta de que se los iban a llevar. No había nada que esperar. – Fingí estar gravemente enfermo, mi madre me tomó en sus brazos. Fuimos a la enfermería y nos fuimos, pero como mamá sobornó a la enfermera -ella regaló todos los objetos de valor de oro que llevaba consigo- recuerda.

Foto de wikimediacommons / Autores desconocidos-anónimos – Archivos militares centrales, dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=61342949

El hombre vive después de la mayor calamidad

Mirosław, sobrino de Krystyna, nació en Piastów, en la casa de la esposa de un oficial que acogió a los sobrevivientes. Después de la guerra, las mujeres regresaron a Varsovia con un niño pequeño en brazos. Vivían en un departamento incendiado en la calle Wolska, las paredes de ladrillo estaban enyesadas con papel porque el yeso se estaba cayendo.

Krystyna terminó la escuela secundaria y trabajó para el semanario “Film”. Se casó y dio a luz a dos hijos. Su hermana crió sola a su hijo. Ella no se volvió a casar. Junto con sus seres queridos, las mujeres reconstruyeron sus vidas. – El hombre vive después del peor accidente – dice Krystyna Lipińska.

¿Has leído Apóyanos!

También trabajamos gracias a tu ayuda. ¡Apoye la actividad de evangelización de nuestra redacción!

Leave a Reply

Your email address will not be published.