Nancy Pelosi visitó la frontera entre las dos Coreas en otro polémico gesto a Pyongyang

Después de enojar a China con su visita a Taiwán, Nancy Pelosi se arriesgó el jueves a hacer lo mismo con Corea del Norte. Por la tarde, el presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos visitó el Área de Seguridad Conjunta de Panmunjom, en la zona desmilitarizada que separa las dos Coreas, gesto que el presidente surcoreano Yoon Suk Yeol descrito como un “disuasivo” contra Pyongyang, confirmaron fuentes oficiales en Seúl a digital NK Vijesti.

La visita se produce solo un día después de que la misión permanente de Corea del Norte ante las Naciones Unidas advirtiera que “nunca toleraría” las críticas de Estados Unidos a su programa nuclear. También el jueves, China lanzó ejercicios militares sin precedentes en aguas cercanas a Taiwán, en respuesta a la controvertida visita de Pelosi a la isla autónoma que Beijing considera parte de su territorio.

El régimen de Corea del Norte calificó el miércoles a Washington de “rey de la proliferación nuclear” y agregó que no permitirá ninguna invasión de sus derechos soberanos.

La misión permanente de Corea del Norte ante las Naciones Unidas hizo el anuncio durante una reunión diplomática de la conferencia del organismo internacional de revisión del Tratado sobre la No Proliferación de Armas Nucleares.

Durante la reunión, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, afirmó que Pyongyang “sigue ampliando su programa nuclear ilegal” y se “prepara para realizar su séptima prueba nuclear”.

Corea del Norte ha realizado pruebas de misiles a un ritmo sin precedentes este año, y analistas internacionales advierten que podría estar preparándose para su séptima prueba nuclear, la primera desde 2017.

Pelosi, de 82 años, se convierte así en la representante estadounidense de más alto rango en visitar el lugar desde que Donald Trump lo hiciera en 2019, cuando el entonces mandatario se reunió con el líder norcoreano Kim Jong-un en el marco de una serie de encuentros destinados a desnuclearizar la península. .

La legisladora demócrata, que ha evitado mencionar su controvertida visita a Taiwán desde su llegada a Seúl, reiteró que su gira por Asia tiene como objetivo reafirmar el compromiso de Estados Unidos con sus aliados y amigos, y que está enfocada en la seguridad mutua, la economía asociación y gobernabilidad democrática en la India – la región del Pacífico.

Esta mañana se reunió con su homólogo surcoreano, Kim Jin-pyo, a quien expresó su preocupación por las crecientes amenazas que supone el programa nuclear de Corea del Norte. “Acordamos apoyar los esfuerzos de los dos gobiernos por la desnuclearización y la paz a través de la cooperación internacional y el diálogo diplomático”, expresaron en un comunicado conjunto.

Pelosi y Kim también discutieron formas de mejorar la cooperación en seguridad regional, así como en cuestiones económicas y ambientales.

Pelosi llegó a la frontera de Corea del Norte y del Sur menos de una hora después de una llamada telefónica de 40 minutos con el presidente Yoon. En la conversación, los dos políticos reafirmaron su compromiso de fortalecer los lazos bilaterales.

El asesor adjunto de seguridad nacional de Corea del Sur, Kim Tae-hyo, dijo a los periodistas que Pelosi dijo que los aliados deben construir un orden indopacífico “libre y abierto” y tener la “responsabilidad de mantener la paz y la prosperidad” en la península.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos también se refirió a la “situación de los derechos humanos” en Corea del Norte, de la que dijo haber sido testigo cuando visitó Pyongyang en el pasado.

Algunos medios locales especulan con que el presidente surcoreano evitó un encuentro personal con Pelosi para no generar tensiones con China.

La Oficina de Relaciones Públicas de la Presidencia de EE.UU., sin embargo, expresó que “todas las decisiones” se tomaron teniendo en cuenta el “interés nacional” del país y que no habría cambios en la posición de anteponer la alianza Corea del Sur-Corea del Sur.

Periódicos conservadores Chosun Ilbo señala en un editorial que el hecho de que Yoon no se haya reunido con Pelosi puede enviar una “señal equivocada” a Estados Unidos y China.

“Corea del Sur debe andar con cuidado en sus relaciones con China, ya que es el socio comercial más grande del país, así como una nación clave en el tema nuclear de Corea del Norte”, dijo.

“Sin embargo, se teme que si el gobierno continúa con una actitud condescendiente como la de la administración (expresidente liberal) Moon Jae-in hacia China, los lazos entre China y Corea del Sur seguirán distorsionados”, concluyó el periódico.

Última parada, Japón

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, aterrizó a última hora del jueves (hora local) en la base aérea japonesa de Yokota, en Tokio, viaje que pondrá fin a su gira por Asia tras una polémica visita de menos de 24 horas a Taiwán.

Este viernes, Pelosi tiene previsto hablar con el primer ministro japonés, Fumio Kishida, es decir, con el presidente de la Cámara de Representantes japonesa, Hiroyuki Hosoda, según informó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Se espera que Kishida y Pelosi profundicen los lazos bilaterales y discutan “desafíos comunes” para ambas naciones, incluido un Indo-Pacífico “libre y abierto”, según la agencia de noticias Kiodo.

Antes de su reunión con Hosoda, se espera que la líder estadounidense asista a una reunión plenaria de la Cámara de los Comunes, donde su homólogo japonés leerá un mensaje de condolencia por el asesinato del ex primer ministro Shizo Abe, según informa Jiji Press.

Horas antes de la visita, el gobierno japonés condenó cinco de los nueve misiles balísticos lanzados por el ejército chino como parte de una serie de maniobras militares luego de que la visita de Pelosi aterrizara en aguas al suroeste de la isla Hateruma, Okinawa, dentro de la Zona Económica Exclusiva de Japón.

Leave a Reply

Your email address will not be published.